Val / Cas

JOB SHADOWING EN JYVÄSJYLÄ

Entre los días 6 y 10 de mayo de 2019 y dentro del Programa Erasmus* (KA101) subvencionado al IESSevero Ochoa de Elche y denominado LEARNING BY DOING tuvimos la oportunidad de hacer una observación en el Liceo Gradia de Jyväskylä (Finlandia Central).

Los participantes en esta movilidad fueron Mercedes Valero Bru, jefa de estudios del centro y reponsable de la organización y gestión de las metodologías innovadoras y de la coordinación intradepartamental. También asistió uno de los orientadores del instituto, Juan Reina Moreno con el objetivo de observar cómo se lleva a cabo en Finlandia la orientación en los diferentes itinerarios educativos y la atención a ladiversidad en ese país.

La Coordinadora de la ESO, Rosa Jurado Blanco pretendía informarse sobre la aplicación del aprendizaje cooperativo en las aulas finlandesas con un programa que llevan a cabo sobre el Team Based Learning. Como representante del instituto Severo Ochoa asistió la directora, Elvira Quiles Antón, quien además pretendía hacer una observación sobre cómo se articula el sistema educativo finlandés y aspectos sobre evaluación interna y externa del mismo. Los participantes pretendían a travésde la observación de buenas prácticas en instituciones educativas europeas mejorar la capacidad de provocar cambios en nuestra institución educativa en términos de modernización y apertura internacional y mejora de las competencias de nuestro alumnado.

Para situarnos en el contexto en que se encuentra este liceo cabe decir que Jyväskylä es el séptimo municipio más grande de Finlandia, es conocida por su famosa Universidad, que supone un foco de atracción cultural en todo el país. Al hilo de esta situación, os podemos contar que el liceo que visitamos
fue fundado en el año 1858 y fue uno de los primeros centros en implantar la educación en lengua finesa (hasta ese momento la enseñanza era en sueco).Actualmente, en dicho liceo se puede estudiar el equivalente a nuestro Bachillerato y la Formación Profesional perteneciente a las familias profesionales
de Comercio, Finanzas e Informática. El alumnado suele pasar tres años en el centro con edades comprendidas entre 16 y 19 años principalmente. También funciona como escuela de adultos en horario nocturno rentabilizando así al máximo sus instalaciones y atendiendo a las necesidades del contexto sociocultural y laboral en que se encuentra.
Vamos a resumir cada una de las actividades en las que participamos, no solo como observadores sino, en ocasiones, interviniendo en las clases. En nuestro primer día de visita fuimos recibidos por el director del centro, Osmo Polas, que nos habló del sistema educativo finlandés y del consorcio de municipios al que pertenece el liceo junto con otros centros educativos (la enseñanza en Finlandia depende de la Administración local). Acto seguido, visitamos todas las instalaciones del centro acompañados por una alumna de 2o curso que actuó como embajadora o guía personal y que nos resolvió todas las dudas que le íbamos planteando. Tuvimos la oportunidad de ver el gimnasio, la sala de musculación,espacios aislados para atender individualmente a alumnos enfermos con crisis, aulas de reunión de alumnos, espacios comunes donde dedicar su tiempolibre, lugares aislados para estudiar o trabajar en pequeños grupos, lugares donde comer, tocar instrumentos musicales o investigar, etc...Tras compartir el tiempo de comida con los profesores,
finalizamos la jornada conociendo cuáles son las actividades que lleva a cabo el alumnado para dinamizar la vida en el centro (proyectos solidarios, tutoría entre iguales, consejo de estudiantes, entre otros).Asistimos también a clases de inglés y de español en donde intervinimos , presentando nuestro
centro y nuestra localidad.
El segundo día continuamos aprendiendo con el director del liceo sobre cuestiones de organización y funciones directivas en el centro, para continuar con la coordinadora del Bachillerato Internacional, quien no explicó todas las peculiaridades de este etapa elegida como una modalidad de bachillerato por unos 150 alumnos del centro. Después, tuvimos la oportunidad de conocer algunos aspectos administrativos y organizativos sobre el consorcio Gradia, al que pertenece el liceo, con su máximo responsable: Antero Hietamäki. Para finalizar nuestro día en el centro, nos encontramos con la coordinadora del Team Based Learning que están poniendo en marcha recientemente con muy buena acogida. Con ella compartimos información muy útil sobre cómo innovar en las aulas. En este aspecto comprobamos que existen muchos puntos en común a nivel metodológico en sistemas educativos diferentes en dos paises alejados, no solo en la distancia, sino culturalmente para llevarnos a coincidir en la idea de que es posible lograr un desarrollo profesional de las personas que trabajan en los campos de la educación para mejorar la calidad de la enseñanza en toda Europa.Nuestro jornada tuvo un colofón muy especial, ya que nos invitaron a una representación teatral del alumnado escrita por ellos mismos dirigida por la profesora de una de sus asignaturas optativas.

El tercer día nos centramos en la orientación, la inclusión y el trabajo con el alumnado que puede tener algún tipo de dificultad. Nos reunimos con Juusi, uno de los orientadores del liceo que nos explicó qué modelo de orientación académica y profesional tienen. Compartimos un momento muy agradable y uno de los emocionalmente más llamativos de la semana con el alumnado y profesorado de los talleres VIVO; una iniciativa que pretende integrar al alumnado que, por diversos motivos, se encuentra en una situación de vulnerabilidad. Tras compartir una agradable charla con el profesorado durante la comida, nos reunimos con la psicóloga y la trabajadora social. Estas profesionales dependen de la administración local, pese a que físicamente trabajan en el centro que nos explicaron su función de apoyo a los tutores para detectar problemas de ansiedad, trastornos, adicciones...entre el alumnado. Continuó nuestra jornada
con la profesora de necesidades especiales con la que aprendimos cómo se detectan y abordan en el centro problemas como la dislexia o la discalculia entre otros. Al finalizar la jornada Ulla y Pirjo, las profesoras de francés y español respectivamente, nos acompañaron a visitar el Museo de Alvar Aalto (el más famosode los antiguos alumnos del liceo) y la Universidad, diseñada por este famoso arquitecto finlandés. Este fue el momento de conocer mejor la ciudad y su oferta educativa y cultural.
Nuestro cuarto día estuvo dedicado, en primer lugar, a la evaluación en el sistema educativo finlandés, de la mano del vicedirector.Para resumir este aspecto tan importante en cualquier proceso cabe decir que su evaluación es contínua puesto que la organización no es trimestral sino por periodos y con varios niveles de dificultad dentro de la misma materia. El hecho de que en el sistema educativo finlandés son los alumnos los que eligen su itinerario formativo y tienen mucha optatividad y transversalidad hace que no haya abandono, puesto que los alumnos eligen lo que cursan atendiendo a su itinerario futuro. La
evaluación detecta si han logrado los objetivos o no cada cinco semanas aproximadamente que es lo que dura un periodo. Acto seguido, tuvimos la oportunidad de presenciar el funcionamiento de algunas clases, tanto del Bachillerato finlandés, como del Internacional, concretamente en las asignaturas de
Matemáticas, Física y Literatura finesa.
El último día profundizamos en la Formación Profesional. Uno de los orientadores de esta etapa, Mika, nos enseñó las instalaciones y talleres en donde los alumnos de FP reciben docencia. La gran cantidad de materiales adecuados a cada Familia profesional y la distribución de cada uno de los espacios que usan
para recibir docencia y poner en práctica lo aprendido nos mostró la importancia de los mismos para conseguir los logros y objetivos de esta etapa tan práctica. e incluso nos acompañaron a una tienda donde el alumnado publicita y vende sus productos.Finalmente, fuimos despedidos muy afectuosamente por las profesoras con las que se ha coordinado todo el intercambio previo y durante nuestra visita en la que destacamos la perfecta organización, la gran cantidad de actividades de observación, y la puntualidad en todas ellas, la atención a todas nuestras preguntas y , en definitiva, un trato muy especial que no
olvidaremos. Agradecimos a todos ellos la recepción y su dedicación durante una semana intensa y nos despedimos no sin antes intercambiar nuestros contactos para continuar con esa relación intercentros para futuras actividades o actuaciones.

Volver